Mas Tinell, enoturismo en el Penedès

Mastinell, ubicada en el Penedès, cuenta con una trayectoria de casi tres décadas, pero ha sido en los últimos años cuando han apostado fuerte por el cambio. Hace tres inauguraron un hotel de cinco estrellas y dos después han renovado bodega –con nuevo enólogo, maquinaria e instalaciones- y han fichado para su Espacio Gastronómico en Rima nuevo chef y, hace unos meses, nuevo jefe de sala. Eso sí, todos se expresan en un mismo lenguaje: amabilidad, implicación e ilusión para construir esta recién estrenada andadura.

Cinco horas con Paulo

 

Identidad. Este concepto tan difícil de orquestar en los tiempos que vivimos es el que reivindica Paulo Airaudo, chef propietario del recién estrenado Amelia, en su recetario. Él habla de cocina argentina, aunque uno vea en sus platos que la etiqueta se escapa a lo que el imaginario común asocia al país sudamericano. También lo hace de diferenciación, de aportar, de tener las ideas claras. Palabras, conceptos, definiciones a las que yo añadiría una más, valentía. Un rebelde con causa, o sin ella, que pretende convertir su reducto en un reino único, inimaginable y soñado.

Lluerna, yes they can

 

Víctor Quintilla y Mar Gómez se lo merecían: un escenario con la misma dimensión que su cocina, su servicio y su calidad humana, top. Lluerna cambia de ubicación pero no de filosofía: buen producto elaborado sin piruetas ininteligibles con un lenguaje que transmite honestidad,  cariño,  ganas e ilusión. Yes, they can.

Ábac, crónica de una evolución anunciada

Lubina con caviar, patatas a la mantequilla y bayas de bataks. Foto: Mónica Ramírez
Lubina con caviar, patatas a la mantequilla y bayas de bataks. Foto: Mónica Ramírez

La alta restauración se pone en pie y transita fuera de los fogones para regalarnos una experiencia global, que no nace en la mesa sino mucho antes. Una experiencia que se dibuja en nuestros pasos, a medida que avanzamos por el restaurante y que se inicia en el instante en el que nos adentramos en el espacio. Ábac busca este camino y esboza las primeras pinceladas de lo que será su futuro inmediato.

Cinco razones para visitar Huelva

La provincia andaluza, designada Capital de la Gastronomía 2017, presume de un paisaje verde que sorprende al turista –y que aprovecha el entusiasta de los entornos naturales- aunque, evidentemente, su atractivo no reside solo aquí. A los amantes de la historia les gustará saber que fue la cuna del descubrimiento de América; a los apasionados del sol que recibe la última luz del sur de España; a los forofos de las cifras que ocupa 10.000 km2 de extensión y a los locos del mar que cuenta con 120 km de playas, 80 sin urbanizar. Y ¿a los fanáticos de la gastronomía? Que se preparen, que aquí van a disfrutar una jartá.

Armonías con ritmo latino


En el maridaje, la última palabra no está dicha. Y por ello, asusta lanzarse a dar recomendaciones genéricas. Hay quienes apuntan que está vinculado irremisiblemente a la subjetividad; a esto, otros le suman los referentes culturales –y geográficos-; algunos señalan que la predisposición es fundamental; ciertos profesionales que en la armonía es donde han encontrado las sinfonías más reconfortantes y por el contrario, quienes apuntan que en el contraste es donde reside la experiencia de maridaje más interesante. Un no acabar.

Saca el vino, cheli

40650_1521983925953_4323876_n

Sabes a quién me refiero. Es fácil identificarlo. Todo un personaje. Es coger una carta de vinos y no soltarla. Ni la carta ni la lengua, claro. Porque tras una rápida lectura, ilumina a todo el que quiera oírle  –o no encuentre la puerta de salida- con sus conocimientos sobre vino. Ya puedes estar con unos amigos hablando de tu tía Micaela o de “hay que ver cómo está la vida”, que él hará todo lo posible para dar muestras de su sapiencia vinícola. ¿Objetivo? Que quede claro que ÉL sabe y que es guay porque le han dicho que saber de vinos, mola. Si estás en una comida, ni te molestes. Él ya ha pedido. Pero… realmente, ¿sabe tanto de vino? Si quieres desenmascararlo, mira si cae en uno de estos errores.

Viña Vilano piensa en rosa

No es ningún secreto que las bodegas aspiran a conquistar el paladar de los más jóvenes. De hecho, en los últimos años hemos asistido al diseño de las más diversas y variopintas fórmulas para obtener el beneplácito de un público al que le intimida esa complejidad asociada al mundo del vino. Y no queda aquí. Entre los argumentos que esgrime la juventud para preferir otro tipo de bebidas, también se encuentra el precio –o la creencia de que va vinculada a un nivel económico determinado y a una cierta edad- y hasta un cierto esnobismo que a algunos les produce mucha pereza.